19.10.17

Cristal de pared 02


New York 2017

Cristal de pared 01


New York 2017

Falsa defensa de una falsa ventana en la Vieja Castilla

En Castilla la Vieja, la vieja Castilla de siempre, las ventanas sirven para muchas tareas. En este caso la ventana es muy posterior a su defensa de hierro. Y se nota que es un adorno, aunque sea en la vieja Castilla la Vieja.

Flor dispuesta a migrar al suelo

La clásica flor blanca molinete, que anuncia ponerse a volar en cualquier momento. Ya no quedan flores en los campos, así que esta pronto también migrará al suelo.

16.10.17

Las mentiras saben adaptarse a tus miradas

Nada más hermoso que la falsedad de la mentira provocada sin querer. 

Si tu te mueves, la mentira se mueve, cambia de forma y color. 

Pues la mentira es eso, una simple y llana mentira que se adapta a tu mirada.




15.10.17

El arte del dolor, del grito

Hay artes dolorosas, que salen de dentro, que plásticamente convierten el dolor en arte. El arte es vida y contiene dentro todo lo que representa la vida en cada momento. Las pinturas negras de Goya o sus grabados sobre los Desastres de la Guerra son eso, dolor en forma de arte.

Esta imagen es una sección de una columna icono del atentado a las Torres Gemelas en New York. Se llenó de frases, de palabras, de gritos escritos. Hoy siendo ya un icono, es simplemente arte.

14.10.17

Ventana respiradero de San Juan el Divino en NY

Las ventanas son esos espacios que no existen más que en sus marcos. Son huecos, son lugares para asomarse o para respirar. Esta ventana es de la iglesia catedral de San Juan el Divino de New York, un respiradero de calefacción pero ventana al fin y al cabo, pues por ella se asoma el calor y el aire. Una bella ventana disimulada.

Los grajos que discutían sin sentido. Para nosotros


Nadie supo nunca si estaban hablando o en cambio era una bronca en toda regla. 

La sumisión de un grajo contrastaba con el mal genio del otro. 

El diálogo parecía haberse acabado. 

Pero lo curioso es que aunque llevaban dos décadas en esta misma posición, gritando uno y aguantando el otro, al final se fueron juntos al tejado más cercano. 

Nadie supo nunca de qué hablaban.

10.10.17

Sabemos romper y destruir, pero no sabemos crear

Una ramita siempre es tan solo eso, una ramita, pero dentro de ella se puede esconder el color y la belleza que somos incapaces de crear nosotros, humanos dueños de nada y de todo, y que curiosamente con nuestro enorme poder de romper, estamos en manos de la naturaleza para que nos muestre lo sencillo que es crear todo…, si sabemos y estamos programados para ello.


Sabemos romper y destruir, pero no sabemos crear.

Excesivos contrastes para una semana gris

Ya no quedan ni hojas, se nos complica la sombra. Pero a cambio disfrutamos de una luz especial en las mañanas de contraluz, cuando el sol invade lo que alumbra, en contraste con su alrededor envolvente. 

Son tiempos de muchos contrastes. 

Tal vez demasiados.

9.10.17

El otoño mata. Sobre todo a las plantas caducas

El otoño al avanzar va matando posibilidades verdes. Los propios animales de los bosques tienen que terminar comiéndose las pocas hojas verdes que van quedando, pues todo lo demás es material seco, áspero, sin sustancia. En realidad es la muerte, el inicio del final del ciclo. Pero no pensamos decírselo a nadie. Los rojos son también bonitos. Y además…, no podemos hacer nada por evitarlo.

Doblado me quedé, pero enseguida logré auparme

Doblado me quedé yo, al llevarme esta imagen. 

También sorprendido por tantas posibilidades de esconderse, de guardar “cositas” en cajones o cajitas.

Puede parecer lo que no es, pero efectivamente, lo que es…, casi no lo parece.



5.10.17

Para qué sirve una lengua tan larga?

Este cabezón se relame, se intenta chupar la nariz con una lengua larga como pocas, sin saber los que le observamos, su motivo real. Pero el artista lo quiso reflejar así, o al menos recibió el encargo de plasmarlo en esta guisa que ahora nos parece curiosa e incluso graciosa.

¿Qué nos pretende decir el barbudo de la lengua larga?




4.10.17

Cuestión de saber gestionar el amor

Al final, 
el amor que recibes 
es igual 
al amor que tú has entregado

Las 20 posibilidades no rojas


Túnel. Hueco. Agujero. Espacio. Salida. Luz. Forma. Error. Movimiento. Miedo. Solución. Entrada. Ventana. Tubo. Diferente. Lógico. Gris. Desplazamiento. Aire. Fin.

27.9.17

Se acaba el color, producto del calor

Recibiendo las últimas flores de colores, se nos escapan los calores.

Colores.
Calores.

Luz y sombra.

Quedan pocas flores blancas. Por eso valen más

Siguen las flores intentando abrirse camino entre los otoños que atacan. Quedan pocas pero saben defenderse, aunque si no reciben alimento y sol enseguida se caen.

Es lo que tienen todos los procesos vitales, que si no reciben a cambio de vivir, suficiente alimento social, se van muriendo poco a poco.


25.9.17

Salen de forma rápida, para morirse de forma urgente

Son de las últimas, salen ya como asustadas, sabiendo que el tiempo se les acaba, que han llegado tarde al reparto de la luz, que vienen para no ser ni contempladas.

Gastan su vida rápido, para no verse atrapadas por el frío mañanero. 

Y se preguntan…: ¿Por qué no salí yo antes?

Es el otoño, ya se nota el sopor

Hemos entrado en el otoño y ya los frescos nos atacan y las flores se nos mueren. El cuerpo también se está dando cuenta, pueden venirnos las tristezas, y sin duda los marrones y el decaimiento general.

Algunas flores luchan por sobrevivir, pero se saben rodeadas de hojas marrones, muertas, pobres de luz. A su alrededor ven desfallecimiento, algo de ruina, sopor incluso. Es el otoño, ya lo he dicho.


24.9.17

El pichón lo llena todo

Disparo al pichón.
Pero es mentira.
Disparo a los cristales.
Y no me estorba, pero me busca y me encuentra.
Es el único toque de naturalidad entre tanto cristal apagado.
Todo está desenfocado, movido, vacío.
El pichón lo llena todo.

Alguien me mira. Racionalidad básica

Cuando todos permanecemos ajenos a nuestro entorno, cuando nadie miramos a nadie, cuando es imposible llegar a esos acuerdos mínimos que son simplemente mirarnos a los ojos, viene un perro y lo consigue. 

Todos nos damos la espalda, huímos incluso de intentar mirarnos y hablar, sonreír, saludarnos con la mirada. 

Pero para compensar siempre estará la racionalidad básica, la de los genes animales.



23.9.17

Arte callejero en South Village de New York

El arte de la calle tiene ese punto de sorpresa siempre. Vas paseando y nunca esperas encontrarte algo que te sorprenda, hasta que aparece ante tí, esperando que le prestes unos segundos. El arte callejero está en las paredes, en los escaparates, en una frase publicitaria, en unos detalles nuevos o que han sabido soportar el tiempo. 

Pero siempre está para pillarte desprevenido y dejarte un pequeño sabor a aire fresco.


Esta imagen era de una peluquería de New York, en alguno de esos barrios que uno a veces pasea en búsqueda de las sorpresas. Creo que era el South Village, uno de esas zonas muy céntricos de New York, pero poco visitados por los turistas. Era la mañana de un sábado perezoso donde nadie había osado levantarse a pasear. Ni con perros. Una gran ventaja para saborear el escenario cinematográfico de New York, para uno solo o para dos en este caso, con el vacío de un fin de semana decorando el escenario. 

¡Acción!



22.9.17

Jugar es actuar, es vivir, es transformar

Jugar es actuar, es transformar el mundo en el que vivimos, es vivir plenamente, es existir.

Bernard Aucouturier - Pedagogo francés

21.9.17

Serán caquitas de peces asustados? Pues no

Existen los hoteles de cinco estrellas y categoría superior. La excelencia en hoteles con detalles que tal vez no podamos ni imaginar. O si. 

En uno de ellos, en el escaparate de su lujosa cafetería nos han puestos estos meses una pandilla de peces saliendo o entrando. Y no todos son iguales. 

Está el “jefe” de los peces, pero también están esos pictogramas que no acierto a entender. 

Las burbujas o huevos sin eclosionar los pillo, pero las figuras de la izquierda, las superiores, no. 

¿Serán caquitas de los peces? No parece, viniendo de un hotel de cinco estrellas y superior. El artista sabrá.

16.9.17

Los reflejos de uno mismo son irreales

Todos quedamos reflejados a poco que nos asomamos a la vida. Nos ven y nos vemos. A veces distorsionados, otra totalmente irreconocibles. Es el juego simple de estar, de moverse, de aparecer para que te vean y te juzguen.


Lo curioso de quedar reflejado, es que si te mueves un poco se transforma todo el conjunto. Nada es lo que aparenta, pues cambia según el punto de vista. Así que nadie está seguro de ser como cree que es. Depende desde donde te miran.

La mirada del fotógrafo a través de una ventana

Escondido detrás nunca sabemos qué ve, hasta que nos muestra su mirada en el ordenador o en papel. El éxito radica en saber elegir, en seleccionar y encuadrar de diferente manera aquello que simplemente es normal para todos.


Hay que convertir en extraordinario lo que es muy habitual. Simplemente para mostrar de otra forma, lo que otras personas no suelen ver con normalidad.

Fotografía de Miguel Puente

13.9.17

Dos en una, para que suene peor


                                     Mirada azul y amarilla. No verde. No mezclada
       Agua y aceite
Ganas y desganas
                          Luz y color
             Sonetos musicales en los cristales

Variaciones musicales de miradas



12.9.17

Unas oficinas tenebrosas. por fuera, claro

No estoy seguro si trabajar dentro de estas oficinas es una suerte o una desgracia. La fachada llama a la duda. ¿Qué se trabajará dentro? Claro que…, las personas del interior no se asoman a ver la fachada, pero al entrar no sé…, o igual les afecta que lo último que vean de la luz del día sean jeroglíficos y ya entren con mal fario.

¿A qué se puede dedicar una empresa que en la fachada es capaz de convivir con estos relieves? ¿cómo durmió aquella noche en la que el arquitecto se le ocurrió decir que sí a la propuesta de estos dibujos?

Las oportunidades están colgando. Las sabes ver?

Nunca sabemos donde nos vamos a encontrar, colgando, el lugar de nuestra atención. Nos sucede paseando, pero también en las decisiones vitales que se nos acercan y muchas veces no miramos. 

Hay que estar atentos, pues el lugar de la preciosidad no se muestra siempre con facilidad. Y hay que cogerlo al vuelo. Siempre. O nos lo quitarán.

O somos capaces de ver mejor y más rápidos que los que nos rodean, o ellos se apoderarán antes que nosotros de esas oportunidades que a veces llamamos suerte.

10.9.17

Los cuervos de Pennsylvania

Grajos volando. Sí, sí, grajos en un lugar público para recordar que existen. 

Cuervos de Pennsylvania que tienen mucho que decirse entre ellos. 


Pennsylvania, tierra de bosques, donde los cuervos saben vivir hasta que se acercan a las ciudades a la comida fácil. 


Y por ello en la estación de Pennsylvania de New York podemos encontrarlos decorando sus paredes.



Colonia de flores. Flor de flores

A veces una simple mancha esconde una flor. Una flor de flores. Un ciudad de flores. Curiosidades de todo tipo de urbanismo natural. Los individuos tendemos a agruparnos formando colonias. incluso de flores.

19.8.17

Las escaleras, si acaso, son para el invierno

Las escaleras en los grandes edificios sirven para bajar. Y si acaso…, no, para subir no, que para eso hay ascensores. Aunque sean escaleras bellas y luminosas, aunque nos pongan colchonetas de espuma para descansar, aunque mole un huevo subir y hacer deporte. Las escaleras, a lo sumo, son para el invierno.


Ni lo sé ni me importa mucho. Tal vez esté mojado

Rocas mojadas, agua seca, burbujas de amor, sensación de no estar en ningún sitio, abajo o arriba. En principio fue Sigüenza, ahora ya ni lo sé ni me importa mucho. Parece mentira.

18.8.17

Ventanas sobre rayas negras

Sigüenza también tiene sus ventanas hermosas, curiosas al menos. Esas ventanas castellanas entre las paredes de adobe y la madera de los troncos que parecen sujetar todo. Ventanas pequeñas, casi secretas, para que se airee la habitación. Ventanas para el bien quedar.

17.8.17

Un edificio suizo lleno de formas para despistar

Un simple (¿simple?) edificio de la ciudad suiza de Zúrich. Formas y formas, para marear al pasajero de la ciudad que viaja por las calles en búsqueda de sensaciones urbanas.

16.8.17

Porchear está prohibido. Cosas curiosas

Porchear debe ser algo diferente a parchear. Creo que incluso no existe porchear, pero es la acción de pasear por los porches.

Si caminar es ir por un camino, porchear debe ser…

14.8.17

Flores arrugadas de color rosa

La belleza natural siempre sorprende a través de sus colores o de sus formas. ¿Por qué motivo estos pétalos de flores rosas se han tenido que arrugar sobre sí mismos para formar estas hojas de color? Parecen papeles pintados arrugados con la mano y no elementos florales naturales.

13.8.17

Reflejados en los reflejos

Acostumbrados a la relatividad de las miradas, cualquier posibilidad nos puede parecer falsa o lo contrario.


Somos los que reflejamos, por ello es muy posible que seamos así, y no lo sepamos.

12.8.17

Un gato empedrado no es un gato

Un gato encogido no es un gato. Parecerá un gato, pero todo encogido sobre sí mismo no debería ser un gato sano.  Así que este gato no es un gato. Es una piedra. Pintada de gato, eso sí, pero piedra al final. Si la acaricias ves que está fría, que no te lame, que no sonríe. No es un gato. DEfinitivamente si no te lame o te araña, no es un gato.

El chaval…, prefería leer

Puede parecer curiosa la imagen, incluso tramposa, preparada, teatralizada. Peor no, fue casualidad, fue real como la vida misma. En una visita a una fábrica de chocolates de Suiza, de la marca Cailler en la ciudad de Broc, hoy de la casa Nestlé, vi a este chaval sentado en el suelo y leyendo.

Tiene bemoles la cosa, que me produzca extrañeza que un niño jovencito esté leyendo en una fábrica de chocolate. Hemos llegado a ver como curiosidad que un joven lea. Hemos perdido el norte y la fé en la sociedad. Hay jóvenes que siguen leyendo, y para muestra la imagen. Estamos salvados…, en parte.

Puede parecer una imagen bella, llena de color, pero lo que realmente atrapa es ver el chico con un libro en las manos. No era un tebeo, no era un cómic o un folleto, era un libro de muchas páginas y puedo asegurar ( lo repito y me joder repetirlo) que todo era real y no una casualidad. 

El chaval a los cinco minutos seguía allí, mientras sus padres paseaban por la tienda viendo los diferentes tipos de chocolate, antes de entrar con cita previa como todos, a la visita de la fábrica.

El chaval, prefería leer. Y yo fotografiarlo.

Jarrón de Murano. Bellos colores


Algo tan simple como un trabajo en cristal, puede resultar maravillosamente atractivo. El cristal de Murano es bello casi siempre, un trabajo artístico que se sale de la artesanía con indiferencia de sus métodos de trabajo, simplemente por sus resultados. El brillo, la luz, el color, la suave mezcla de los tonos, el buen gusto en el trabajo que sorprende, ofrece trabajos simples pero maravillosos para contemplar.

Bolardo contra el terrorismo, artístico y disimulado

A modo de bolardo alargado y de cemento, como un tope de obra pero colocado en calles céntricas para evitar pasos indeseados de vehículos pesados, nos encontramos esta pieza que para encajarla en el ambiente urbano, la han recreado con una simple pintada.

La han titulado “Luz” y sin duda alguna, su leve intervención artística ayuda a que pase desapercibida en la calzada, a que no parezca tanto una autodefensa contra el terrorismo discriminado. Está colocada en MIlán.

Las dificultades de ser rana rosa

Hasta la ranas piensan y se relajan. Incluso aunque sean rosas, que eso para una rana es un drama. En las charcas se les ve a la legua, lo que les dificulta pillar desprevenidos a los mosquitos. Por eso se tienen que relajar tanto, para que noten menos el hambre.

9.8.17

Banderas rotas de tanto agitarse

Tanto aire, tanto tiempo recibiendo el aire del movimiento, de la muestra, que se rompieron a jirones. Lograron una nueva forma, unas estructuras diferentes. Posiblemente seguían significando lo mismo. Es decir poco. Pero el aire las había podido. Vestigios de lo que fueron, pero poco más.

8.8.17

El arte es líneas o formas. A veces manchas. Otras colores

Sujetando la borra con estos maderos me encontré con las formas. Son líneas simples, como casi siempre. Son direcciones de la vista, son órdenes de mirada. Así de simple es el arte.

7.8.17

Una mancha siempre es un trabajo

Una mancha nunca deja de ser eso, simplemente una mancha…, hasta que es capaz de tomar forma y moverse buscando la salida.

De niño una mancha eran malas miradas. De mayor…, de mayor es un trabajo.

6.8.17

Heridas enfrentadas que no volaron

Hace un tiempo empecé a crear estos gemelos enfrentados, estas imágenes que reflejaban en pareja lo mismo, con la idea de explorar proyectos de combate, de enfrentamiento incluso entre ellas. No debían ser conceptos muy enfrentados, pero tampoco iguales ni similares. Debían herirse entre ellos.


Luego lo abandoné sin terminar la exploración.

Los que nos dedicamos levemente a la creación visual tendemos a jugar con las exploraciones de conceptos, de ideas. Nunca llegamos a saber cuales son buenos o malos. Y más en estos momentos de saturación de ideas.

5.8.17

Nunca se quejaron de mis movimientos con rayas

La inquietud de la vertical se tornó horizontal en esta ocasión.

Iban o venían, estuvieron.

Se movían sobre lo que siempre estaba quieto hasta que yo mismo lo sujeté todo con unas rayas más gruesas.

Nunca supe el motivo.

Tampoco se quejaron.

4.8.17

Entrada a New York desde la Estatua de la Libertad

Una de esas imágenes impactantes que te acompañan muchos tiempos es esta de la entrada (o salida) a New York desde el mar, viendo la Estatua de la Libertad a lo lejos. Se mezcla la belleza del lugar con el icono y la sensación de que en realidad era la entrada al Nuevo Mundo de Dvorak, al nuevo mundo de millones de personas que en viejos siglos actuaban de inmigrantes hacia América, como ahora lo hacen hacia Europa.

Creo que no es totalmente necesario visitar la Estatua de la Libertad en su propia isla, pues la imagen icónica para mi fue verla de lejos. Contemplarla como algo enorme que te recibe. Aunque luego la realidad social de este siglo XXI sea muy otra.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...